KIA K900 2019 debuta
28/3/2018 Salón del Automóvil

KIA K900 2019 debuta

Se trata del auto más grande y lujoso del fabricante surcoreano.

Los automóviles surcoreanos llevan un tiempo rompiendo paradigmas en la industria. Hace no mucho, su reputación pendía de un hilo y eran considerados lo más vulgar de la industria. De apoco, estos estigmas se han ido diluyendo gracias al esfuerzo de marcas como KIA que ya no se conforman con crear autos bonitos y fiables ¿Los mejores ejemplos? cuando nadie creía que serían capaces de producir un auto pasional, presentaron el Stinger y ahora con el nuevo K900 2019 también demuestran su capacidad para fabricar un ejemplar soberbio, opulento y refinado.

En realidad, se trata de la segunda generación de un modelo cuyo lanzamiento internacional se dio en 2012 y que ha cosechado cierto éxito no sólo en su mercado natal, sino también en Estados Unidos, Rusia y China. Por cierto, el desarrollo corre a cuenta por los cuarteles globales de diseño ubicados en Namyang, Corea y el estudio de la marca en Irvine, California.

Estéticamente, el K900 2019 se diferencia de sus hermanos de gama por la adopción de una nueva parrilla de patrón cuadrático con 176 celdas en forma de joya. Un concepto burgués que supone el extremo opuesto de la dinámica propuesta por la “Tiger Nose”. Otro punto destacado son los faros frontales de diseño Duplex y tecnología LED, así como los acabados en cromo a lo largo de la carrocería.

El K900 se construye sobre una nueva plataforma que lo hace ser más largo, ancho y con una mayor distancia entre ejes en relación con su antecesor. De hecho, como mero efecto ilustrativo, su tamaño es equiparable al de Mercedes-Benz Clase S o Audi A8, lo que se traduce en un espacio interior generoso para todos los pasajeros, sobre todo para aquellos que viajen en las plazas posteriores mientras leen el periódico o revisan sus asuntos financieros en una laptop.

Ya que se habla del habitáculo, está de más mencionar que la marca surcoreana se ha esforzado en dotarla de materiales y acabados que recreen un ambiente refinado y suntuoso. Los asientos están tapizados en piel genuina, con superficies tersas y acolchadas que definitivamente mejoran la elegancia del interior. En este aspecto, tiene poco que envidiar a sus primos con el sello Genesis.

En el apartado tecnológico, se integra una pantalla de 12.3 pulgadas con un diseño de controles simplificado, cuyo control se inspira en la simplicidad de los relojes finos. Por cierto, KIA llegó a un acuerdo con Maurice Lacroix, para insertar un elegante reloj análogo en el centro del tablero. Un dato, que seguro apreciarán nuestros colaboradores y amigos de Revolution.

El KIA 900 cuenta con una interfaz HMI con control inteligente de iluminación con sensores de proximidad, iluminando el tablero únicamente cuando detecta la mano del conductor al acercarse a algún control. También es posible adaptar sistema de iluminación ambiental desarrollado en sociedad con Pantone Color Institute de acuerdo al estado de ánimo de los pasajeros. En total pueden elegirse hasta 64 combinaciones diferentes.

Sobre el apartado mecánico, no hay muchos detalles más allá del abandono de la propulsión trasera y los motores de ocho cilindros a favor de un sistema de tracción integral con un motor V6 sobrealimentado, siendo el 3.3 L Twin Turbo con 365 Hp, la opción más lógica. Respecto a la transmisión, es casi un hecho que se haya recurrido a una automática de 8 velocidades.

El KIA K900 2019 saldrá a la venta en algunos mercados globales a partir del segundo trimestre de 2018 ¿Su llegada a México? Es un misterio, pero debido a que es un segmento casi extinto es nuestro mercado, es casi un hecho que no lo veremos cruzar el Río Bravo.

 

 

¿Qué opinas? Cuéntanos