Automovilismo

Dakar: La experiencia como prueba

Stéphane Peterhansel venció en la 13° etapa dando muestras de la gran solidez del MINI.

Dakar: La experiencia como prueba

Y ya casi se lleva su décima carrera en el bolsillo. El Príncipe del Dakar, como es reconocido Stéphane Peterhansel, el hombre con mayor cantidad de victorias en el rally más duro del mundo acaricia un nuevo triunfo, el cuarto a bordo de un auto, luego de adjudicarse seis sobre motos.

Hoy, "Peter" demostró que corrió como un hombre y se alzó con una nueva etapa del raid, la número 59 en su haber. Sorteó mejor los obstáculos que sus adversarios y atravesó la meta de la especial entre Nazca y Pisco con más de veinte minutos de ventaja por encima de Nani Roma.

El catalán, atravesando el kilómetro 182 en una zona llena de dunas, queda inmovilizado en la arena, sin posibilidades de salir y recuperarse rápidamente. Gracias a la ayuda de Ricardo Leal Dos Santos, Nani pudo retomar la competencia, pero muy retrasado por el tiempo perdido en la trampa.

Robby Gordon, que ayer apabulló a todo el mundo, tuvo dificultades en ese sector por lo que comenzó a exigir al Hummer para no perder a manos del resto del pelotón pero más adelante protagonizó un espectacular vuelco que definitivamente lo despojó de toda chance de acercarse a los Mini, punteros de la general.

En tanto, Giniel De Villiers, de buena regularidad con la Toyota Hilux del equipo Overdrive, culminó segundo la prueba de hoy, a 08m29s de Peterhansel. El tercer puesto fue para otro Mini, el del ruso Leonid Novitskiy, ubicado a 12m55s.

Mientras el piloto galo manda con comodidad, Nani Roma cedió terreno en el segundo lugar, ahora más lejos a 42m 57s, y tercero se mantiene el sudafricano De Villiers a 01h 15m 09s. Leonid Novitskiy saca provecho del retraso de Gordon y escala hasta la cuarta colocación relegando al norteamericano al quinto escalón.

Dakar 2012, resumen Etapa 13

¿Qué opinas? Cuéntanos