Autoshows

Mercedes-AMG C63 DTM 2016 se presenta

La marca de la estrella es un fiel participante del Deutsche Tourenwagen Masters (Campeonato Alemán de Turismos)

Mercedes-AMG C63 DTM 2016 se presenta

Hace algunos días te presentamos el totalmente nuevo Clase C Coupé, ahora en el marco del IAA 2015 Mercedes aprovecha la ocasión y nos presenta dos variantes deportivas del mencionado coupé, una es la versión de carreras, que participará en el DTM y que ahora reseñaremos, y otra es la versión –de calle- denominada Mercedes-AMG C63 Coupé Edition 1.

Para la versión de pista, el departamento de competición tomó un Clase C Coupé de serie y lo modificó profundamente, tanto la parte mecánica como la aerodinámica que luce espectacular, ya que los DTM son radicales y los creadores de esas bestias devora circuitos aprovechan hasta el mínimo flujo de viento en pro de un mejor desempeño.

La carrocería del C63 DTM es visualmente similar al auto de calle, pero está fabricada en fibra de carbono, al igual que el “Monocoque”, una especie de “tina” en el interior del auto en donde va sentado el piloto. La estructura está reforzada con una jaula antivuelcos llamada “rollcage” hecha en acero. Las medidas generales son 5,010 mm para el largo total, la anchura es de 1,950 mm, la altura es muy baja: 1,210 mm y por último la distancia entre ejes es de 2,750 mm. Todos sabemos que el enemigo de los coches de carreras es el peso, así es que las cotas mínimas de peso en el C63 DTM son de 1,120 kg.

La parte mecánica es la parte más interesante, ya que bajo la piel de fibra de carbón encontramos un V8 a 90º con 32 válvulas de 4.0 litros con dos turbocompresores que entrega aproximadamente 483 hp en el rango de las 7,500 rpm, generando una fuerza de torque de 369 Lb-pie. La transmisión es una de acoplamiento manual de seis cambios con paletas en el volante, con operación secuencial gracias a unos actuadores neumáticos que envía la potencia al eje trasero en donde un un diferencial de bloqueo mecánico es el encargado de domar tanto caballaje, no hay control de tracción y el cardán es de fibra de carbón. 

El embrague es de triple disco de fibra de carbón de accionamiento mecánico mediante un pedal, asimismo, los frenos son… ¡adivinaron! de Fibra de carbón y no tienen ninguna asistencia electrónica (ABS). La dirección es de piñón y cremallera con asistencia. Mientras que los rines de 18 pulgadas son de aluminio y las llantas son de 12 pulgadas de ancho las delanteras y de 13 las traseras.

El debut del Mercedes-AMG C63 DTM se prevé para el invierno del 2015, como preparación a la temporada 2016 de este interesante serial de autos turismo alemán.

Alejandro Konstantonis recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos