Autoshows

Entrevistamos a Alejandro Mesonero-Romanos, jefe de diseño de SEAT

Que el León y el Ibiza se parezcan tanto es absolutamente intencional

Entrevistamos a Alejandro Mesonero-Romanos, jefe de diseño de SEAT

Una de las oportunidades que presenta un Autoshow de primer nivel es la posibilidad de convivir con los ejecutivos que día con día van definiendo el camino a seguir para la industria automotriz, evidentemente uno de los papeles más preponderantes es el de los diseñadores, ya que tienen la difícil tarea de enamorar con sus trazos a los consumidores, pero al mismo tiempo cumplir con las regulaciones de impactos cada vez más estrictas que imponen los gobiernos al tiempo de ajustarse a todos los parámetros que imponen los ingenieros, así como las limitaciones que dictan los financieros. En resumidas cuentas desde un punto de vista conceptual, la labor de todos estos cargos se contrapone, por lo que ya se podrán imaginar lo complejo y desgastante que debe ser poner a todos de acuerdo.

En el marco del Salón de París 2014, tuvimos oportunidad de platicar con Alejandro Mesonero-Romanos, cabeza de diseño de la filial SEAT de Grupo Volkswagen y por supuesto un pupilo de uno de los diseñadores más influyentes de los últimos tiempos, Walter Da Silva, quien ahora tiene bajo su responsabilidad las áreas de diseño de todo el grupo.

Mesonero-Romanos nos regaló algunos minutos y esto fue lo que nos compartió:

¿Por qué el Ibiza y el León se parecen tanto?

SEAT es una marca de bajo volumen, cuando solamente colocas en las calles 300 mil unidades al año, lo más importante es que siempre que alguien vea un vehículo de tu marca lo reconozca de inmediato. Por esta razón es que hemos adoptado un frontal muy parecido en toda nuestra gama, para marcas enormes que desplazan millones de unidades es posible diferenciar unos modelos de otros, en nuestro caso actualmente no es posible.

Sin embargo, el León está resultando todo un éxito en el mercado aun con el parecido con el Ibiza y nos ha ayudado a incrementar las ventas en otros modelos de la gama, por lo que desde ese punto de vista el diseño es un éxito.

¿Qué nos puedes adelantar sobre el próximo SUV de la marca?

Es un reto enorme, se trata de crear un producto desde cero, no hay parámetros anteriores y eso complica mucho las cosas, definitivamente la parte frontal va adoptar el lenguaje de diseño de la marca, es decir la mirada será muy similar a lo que actualmente puedes ver en un León.

¿Cuáles son los retos más grandes a los que te enfrentas como diseñador?

Bueno, siempre está la eterna pelea entre diseño, ingeniería y los costos, sin embargo SEAT es una empresa muy dinámica y apasionada, tenemos un equipo de gente relativamente pequeño, por lo menos si se le compara con Audi o Volkswagen, por lo que siempre que se suscita alguna confusión o diferencia de opinión, rápidamente lo atendemos y encontramos la mejor manera de resolverlo. Para darte un ejemplo, los estampados en el costado del León, con esa línea muy marcada que luego desaparece en el lienzo no la vas a encontrar en ningún vehículo del grupo y en un inicio tuvimos mucha resistencia para adoptar este trazo porque desde el punto de vista de producción resultaba muy complejo y las láminas se podían romper, sin embargo entre todas las áreas se encontró una solución que satisfizo a todas las partes y te puedo asegurar que hoy la gente de producción es la más orgullosa de haber incorporado este tipo de estampado.

¿Qué auto te gustaría diseñar?

A medida que SEAT crezca más y más seguramente habrá oportunidades de hacer cosas nuevas, por supuesto un deportivo, un coupé, tengo un montón de ideas en la cabeza. Me gustaría incorporar muchos más elementos de color en los interiores, sin embargo con este aspecto en particular está el hecho de que a toda la gente le encanta el color, pero al final compra negro. En el nuevo León CUPRA por ejemplo, tenemos el color blanco como insignia, mientras que en la generación anterior teníamos un verde muy intenso, resulta que a la gente le gustaba mucho, pero al final compraba un color más conservador como plata, blanco o negro. Es decir, el color gusta mucho para verlo y en todo caso que se lo compre el vecino, pero al momento de decidir, la gente opta por colores sobrios y más comerciales.

¿Qué opinas del SEAT Toledo de la generación anterior?

Creo que nunca podré eludir hablar de ese auto, por principio de cuentas tengo que decir que diseño (Walter Da Silva) siempre se opuso a poner ese diseño en producción, sin embargo te acuerdas que comentaba hace unos momentos el tema de los costos y pues resultaba que con el presupuesto que se tenía en ese momento, la única manera viable de hacer las cosas era tomar al Altea y ponerle cajuela y bueno, el resto de la historia es lo que conocemos.

Aun así déjame decir que el auto superó las expectativas de ventas de la marca, con lo cual tenemos que considerar que ese Toledo nos permitió llegar al punto en el que estamos hoy y diseñar un vehículo tan atractivo como el nuevo León.

 

 

Rubén Hoyo recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos