Evita distracciones al manejar
05-02-2017 Investigación

Evita distracciones al manejar

De esta manera te evitarás muchos sustos y dolores de cabeza.

Cuando se va a conducir, todos los sentidos deben estar alerta para que esta acción resulte de la mejor manera. Sin embargo, ya sea por el teléfono, el clima o un problema en el trabajo, se pueden perder segundos valiosos de atención y así, incrementar el riesgo de un accidente menor o incluso, mortal.

Estos son algunos consejos para estar alerta al momento de manejar.

1. Fuera de la vista, fuera de la mente

Guarda todos los objetos que te distraigan al conducir. La música puede convertirse en una distracción si es demasiado fuerte o el contenido demasiado estimulante. Elige con antelación tus estaciones o listas de reproducción preferidas, teniendo en cuenta que se supone que sólo sirven de fondo. ¡La calle debe ser tu enfoque principal!

Manejar durante una acalorada discusión o cuando estés tenso, es peligroso. Si estás hablando con alguien por teléfono, puedes perder fácilmente la noción de los demás autos, y distraerte. Lo mejor en esos casos es esperar a llegar a tu destino para destinar toda tu atención a esta persona, o si resulta imposible, salir de la carretera en un lugar seguro.

Aunque la mayoría de los conductores no lo admite, utilizan sus Smartphones con el sonido de de las alertas bastante algo alto y esto al igual que la música, distrae bastante. La solución más simple es desactivar o bajar el timbre, bajar o desactivar las alertas de texto y dejar el celular en la guantera o consola antes de arrancar.

2. Planifica tu viaje

Tomar y/o comer algo dentro del auto es bastante habitual, pero no debería ocurrir y menos para el conductor.

Si planeaste con tiempo tu viaje, tendrás listas las provisiones que necesitas y en el caso de que haga falta, es recomendable estacionarse en un sitio seguro para almorzar, cenar o pernoctar.

3. Asigna trabajo a los pasajeros

Además de que puedan ver el paisaje, pídeles a quienes vayan contigo te ayuden a manejar los sistemas de: navegación, sonido e interfaz telefónica. El copiloto puede ser tu mejor aliado en el camino, por lo que es mejor que él al igual que tu, estén pendientes de la ruta a seguir.  Es mejor que no le indiques que te ayude con llamadas o mensajes de texto, ya que esto puede provocar una distracción indirecta.

4. Se un pasajero proactivo

Si te toca ir de pasajero, es bueno hablar con el conductor para evitar que éste se distraiga. Esencialmente estás poniendo tu vida en sus manos, así que siéntete libre de decir algo si conduce distraído, ya que así pone en la seguridad de todos los que viajan en el vehículo. Pregunta en qué puedes ayudarle.

Ofrece tu ayuda con el navegador para que no tenga que mirar hacia el mapa, o simplemente estar alerta de aquello que podría ser una distracción – como el sueño-, es mejor detenerse buscar en dónde quedarse y al día siguiente seguir la ruta y llegar a su destino.

5. Siempre alerta

Vigilar a los conductores adolescentes, mediante la instalación de sistemas que permiten monitorear los hábitos de conducción general. Seguimiento de tu hijo a través de un dispositivo Plug-in, combinado con una aplicación o sitio Web. Los padres pueden bloquear el uso del teléfono, los límites de velocidad y recibir alertas cuando estos exceden los límites establecidos por la ley.

Hay maneras más simples de prevención para que los adolescentes no caigan en distracciones, como educarlos sobre los peligros que pueden existir en la calle. Además, Internet ofrece vídeos educativos que van de la mano con estadísticas relacionadas con la accidentalidad de los jóvenes al conducir.

¿Qué opinas? Cuéntanos