Esto es lo que tienes que hacer para ser un buen motociclista
28-09-2017 Tiempo de Motos

Esto es lo que tienes que hacer para ser un buen motociclista

Descubre los tips que te damos y que sabemos serán de mucha ayuda.

Seguro eres de los que no te gusta sufrir el tránsito de cualquier urbe, seguro eres de los odia estar parado con el auto queriendo avanzar y perder horas abordo de él; seguro ahora con el alto costo de la gasolina, ya pensaste y decidiste comprar una motocicleta y moverte con ella.

Bueno pues justo pensando en ello y para que empieces con el pie de derecho manejando tu moto, pero al mismo tiempo ser un motociclista ejemplar, cuidándote y a los que te rodean, te damos una serie de consejos para serlo.

1.       Ya tienes la moto, ya la compraste, estás ansioso por manejarla bueno pues NO lo hagas primero toma un curso de manejo. Si no sabes conducir una, aprenderás hacerlo y si ya sabes además de recordar lo importante de manejarla, te darán buenos tips para el día a día y lo que no debes hacer.

2.       Antes de subirte a la moto debes adquirir el equipo de seguridad necesario: botas con suela antiderrapante, guantes con protecciones, chamarra con protecciones y casco. Esto es lo mínimo, pero si quieres y puedes rodilleras o pantalón con protecciones.

3.       Ya tienes todo para moverte en moto, bueno pues más allá de decirte que tienes que respetar las reglas de tránsito, límites de velocidad o seguir estos tips. El mejor consejo que te podemos dar es que piensa eres INVISIBLE para los demás y me refiero a todos: peatones, ciclistas, choferes de camiones o transporte público y cualquier automovilista. Por lo que debes HACERTE VER, más allá de que tú los veas, ¿cómo hacerlo?

a)       Siempre colócate detrás de las ruedas derechas de un auto, pues así te verán por el espejo retrovisor y en caso de frenar a fondo puedes moverte hacia la derecha para evitar impactarte.

b)      Cuando esté lloviendo pon las luces intermitentes o direccionales todo el tiempo. Asimismo, emplea un impermeable con franjas reflejantes.

c)       Usa todo el tiempo las luces de tu moto, así como las direccionales según aplique.

d)      Al rebasar, trata de ver el espejo lateral (izquierdo o derecho) del auto que pasarás, si el conductor te ve o no está distraído con su celular. Si fuera así, toca el claxon para que lo obligues a que te vea.

4.       Y ya que estamos en el tema de rebasar. Si vas hacerlo cuando vayas en medio de los autos NUNCA superes los 40 Km/h, es decir no vayas como alma que lleva el diablo, esto es por varias razones. El tiempo de reacción se reduce a mayor velocidad, por lo que no podrás frenar a tiempo si se cambió de carril un auto, porque se cruzó un peatón, porque salió otra moto e incluso un ciclista. Al no ir rápido puedes anticiparte, con ello evitarás un accidente o incluso dar algún mal golpe. Recuerda algo, ya viajando en moto te ahorras mucho tiempo, cinco minutos más no harán la diferencia.

5.       Calma la adrenalina. ¿A qué nos referimos? Sí al andar en moto te sientes libre, super ágil y vas rápido, pero tranquiliza tu adrenalina, tu ansiedad de querer llegar pronto pasando por cualquier huequito que veas ¿no te hagas sabes a qué me refiero? Con el tráfico pesado, un embotellamiento o calles muy pequeñas llenas de autos, a veces pasar es imposible, por lo que te desesperas y cualquier espacio que ves deseas usarlo para cruzar. Con esto no queremos decir que NO lo hagas, sólo asegúrate que el conductor te vea, por ejemplo cuando te ubicas en medio de dos autos en paralelo para que no te prense. Igualmente, checa que no venga otra moto o salga un peatón.

6.       Y relacionado justo al tema de los huecos, al momento de dar vuelta en “U” o a la derecha como la izquierda empleando un hueco, ten en mente que no porque la moto sea un vehículo pequeño tú tienes prioridad de paso todo el tiempo, sé consciente y deja pasar. Seguro rebasarás ese vehículo más adelante, ¿no nos crees? Inténtalo.

7.       Para terminar si en tu día a día, te llegas a encontrar a una persona que no le funciona su moto, dale un aventón y no me refiero a que lo lleves, empuja la moto mientras él o ella, la va conduciendo hasta un lugar seguro.  Sé buen samaritano, recuerda que “arrieros somos y en el camino andamos”.

Lo anterior lo digo porque ya me sucedió, al tener un problema con el acelerador de la moto, pues un buen motero que tiene por nombre Félix Palma, me ayudó empujándome un buen trayecto hasta llegar al taller más cercano. Muchas gracias nuevamente si estás leyendo este artículo.

¿Qué opinas? Cuéntanos