Así puedes proteger tu carro ante un huracán
21-10-2017 Investigación

Así puedes proteger tu carro ante un huracán

Estos sencillos pasos son de gran importancia para salvaguardar tu patrimonio.

Aunque en teoría la temporada de huracanes y tormentas tropicales está llegando a su fin, no está de más estar preparado para no tener imprevistos y sufrir en la menor medida los estragos de estos poderosos fenómenos naturales.

Considerando esta situación diversas instituciones de seguridad tanto nacionales como internacionales mencionan que hay que tener un plan seguridad contra tormentas para no tener sorpresas una vez que el huracán toque tierra.

Para estar lo más seguro posible durante un huracán (y no nos referimos al Lamborghini), lo más recomendable es mantenerse informado del progreso de la tormenta, seguir las recomendaciones de los funcionarios locales y federales y conocer las rutas de evacuación de emergencia.

Hablando específicamente de la protección de los automóviles, estos consejos pueden ayudarnos ante estos fenómenos naturales.

Tomar fotografías

Es recomendable tener pruebas de la condición de nuestro auto antes de que ocurra un desastre para propósitos personales y posiblemente también del seguro. Por lo tanto, lo mejor es tomar fotografías del interior y exterior del vehículo como parte de los preparativos ante la llegada de un huracán.

Resguardar artículos importantes

Lo más aconsejable es guardar copias la documentación tanto del automóvil como del seguro en una bolsa de plástico con cierre hermético. Igualmente, se recomienda hacer copias de la llave del vehículo, y dárselas a familiares o amigos.

Llenar el tanque

Antes de la llegada del huracán, es vital llenar el tanque de combustible del automóvil. Con el depósito a tope, será más probable llegar a nuestro de destino sin tener que hacer paradas o bien sufrir por el desabasto de combustible.

Estacionarse en un lugar seguro

Estacionar el auto en un lugar seguro antes de un huracán o de una tormenta tropical generalmente significa protegerlo de vientos fuertes y el agua. Lo mejor es estacionar el vehículo en una cochera. En caso de no tenerla habrá que buscar un lugar ue ofrezca protección parcial de los vientos fuertes. Hay que evitar estacionar el auto bajo árboles o líneas eléctricas que puedan derribarse.

Revisar el auto

Una vez que la tormenta haya pasado es necesario revisar el auto de manera minuciosa, con el fin de evaluar su estado. Si hay daños, hay que tomar fotos del auto y comparar la versión “antes” y “después”, como se aconsejó previamente.

En caso de conducir después de que una tormenta tropical o un huracán haya pasado, hay que considerar estos puntos:

  • Conducir sólo si es necesario.
  • Evitar las carreteras inundadas y los puentes dañados.
  • Tener cuidado con los objetos caídos, líneas eléctricas derribadas y paredes, puentes, caminos y banquetas debilitadas.

 

¿Qué opinas? Cuéntanos