Razones que indican que es necesario revisar tu sistema de frenos
19/6/2018 Investigación

Razones que indican que es necesario revisar tu sistema de frenos

Hacemos de tu conocimiento las posibles causas de falla, así como la manera de identificarlas.

Uno de los temas de suma trascendencia a revisar en un vehículo es el sistema de frenado, ya que este mecanismo es el que nos ayuda mantenernos a salvo ante una posible colisión o situación de riesgo.

Como usuarios debemos comenzar a crear hábitos preventivos, haciendo conciencia de ello con revisiones paulatinas de este mecanismo, esto claro, en conjunto con todos sus componentes y así lograr que su funcionamiento sea el correcto, es decir que siempre sea el más preciso y confiable posible.

Para contribuir a que esto se lleve a cabo, te ayudaremos a encontrar las principales señales que nos indican que es momento de pensar en una revisión:

Las balatas

Al estar en constante contacto con el disco de freno y ser las encargadas de disminuir la velocidad del vehículo debido a la presión que ejercen sobre los calipers, éstas podrían ocasionar daños al disco debido al desgaste, así es que, se debe revisar el grosor de las mismas, teniendo en cuenta que la medida debe ser mayor a medio centímetro, lo que nos expresa que aún se encuentran en buenas condiciones, si es menor a lo expresado, deben ser cambiadas lo antes posible.

Ruidos fuera de lo común

Esto se da por la fricción de las balatas rozando el disco, esto quiere decir que han llegado al fin de su ciclo de vida y debemos colocarle unas nuevas.

Giros inesperados

Si al ir conduciendo y accionar el pedal de freno, tu vehículo gira levemente hacia la derecha o izquierda, es otra cuestión que se puede derivar de los siguientes factores:

1.Caliper atorado: puede ocasionar fricción en las ruedas que harán virar al vehículo levemente.

2. Manguera rota: lo cual impide que la presión en los fluidos sea la idónea.

3. Desgaste de balatas.

Si al revisar cada punto el problema persiste, podría tratarse de algún neumático mal inflado o deteriorado, fallas en la suspensión o simplemente que tu auto está mal alineado.

Vibraciones

Si vas conduciendo y de pronto sientes una ligera vibración en el pedal de freno, quiere decir que los discos pueden estar dañados por lo tanto no se podrá ejercer la presión uniformemente.

Sensación de pedal inadecuado

Si al pisar el pedal te encuentras con un mecanismo flojo o éste se hunde o por el contrario tienes una sensación de dureza, y el vehículo frena de forma vertiginosa, quiere decir que el sistema hidráulico no funciona por cuestiones de fuga de líquido o por saturación de aire en las líneas.

Así es que, si tu vehículo sufre de cualquiera de estos síntomas, lo recomendable es llevarlo al servicio para realizar la reparación pertinente. Para el cambio de balatas los expertos recomiendan hacerlo en el servicio de los 20 a 30 mil kilómetros.

¿Qué opinas? Cuéntanos