Estos son los pros y contras de los rines de aluminio, acero y fibra de carbono
14/8/2018 Investigación

Estos son los pros y contras de los rines de aluminio, acero y fibra de carbono

Presentamos los pros y contras de estos elementos básicos en el desempeño y confort de los automóviles.

Desde su creación, hace más de un siglo, el automóvil ha sufrido una enorme, pero enorme, cantidad de innovaciones que lo han mejorado y evolucionado en todos sus aspectos, ya sea velocidad, poder, aerodinámica, ligereza, comodidad, eficiencia y seguridad. Uno de los elementos que también ha sido testigo del progreso en la industria automotriz son los rines.

Remontándonos a finales del siglo XIX podemos recapitular que las ruedas del primer automóvil del mundo, el Benz Patent Motorwagen, seguían la fórmula de las bicicletas de aquella época, por lo que estaban fabricadas de alambre.

Con el paso del tiempo, existieron vehículos como el Ford Model T que prefirieron optar ruedas de madera como la hacían las carrozas. Posteriormente, esta parte de automóvil fue desarrollada de hierro para obtener una mayor fortaleza, y por lo tanto una conducción más cómoda. Como siguiente avance, los rines paulatinamente fueron inclinándose hacia el acero debido a que su estructura es más fuerte y menos pesada que el hierro.

Obviamente que en la búsqueda de fabricar al automóvil más innovador, las compañías vieron en el aluminio las propiedades ideales para tenerlo como materia prima en la construcción de los rines. Comparado con el acero, este último, además de tener un mejor apariencia es más ligero e inoxidable; sin embargo, su costo es más elevado.

Teniendo en cuenta lo anterior es que las versiones superiores y los modelos de gama alta poseen ruedas de aluminio, en cambio, los más accesibles y algunos modelos en sus variantes de entrada contemplan los rines de acero con tapones de plástico para hacerlos ver un poco más atractivos a la vista.

Pero la cosa no para en los rines de aluminio. En la pelea de demostrar la mayor innovación en los súper autos, que tienen como fundamento la mayor ligereza posible y lo último en tecnología, es que se pensó en emplear la fibra de carbono como materia prima. Sin duda, este material que llegó a revolucionar a la industria aeroespacial ha sido un parte aguas en la industria del automóvil.

A continuación, presentamos las ventajas y desventajas de los rines de acero, aluminio y fibra de carbono:

Rines de acero

  • Cuestan menos que los rines de aluminio, por su mayor facilidad de construcción y un costo menor de los materiales.
  • Tienen un peso elevado.
  • Sólo están disponibles en color negro y plateado.
  • Poseen un aspecto rudimentario por lo que son resguardados con tapones o cubiertas.

Rines de aluminio

  • Mejoran la apariencia de su vehículo por la variedad de diseño.
  • Son construidos con estándares precisos para obtener un ajuste exacto y cumplir con las necesidades de rendimiento.
  • Tienen un mayor costo que los de acero.
  • Pesan menos y tienen mayor fortaleza que los rines de acero, además son inoxidables.
  • Permiten más espacio en el área de frenos.
  • Requieren un mantenimiento especial durante el invierno en áreas que utilizan sal y arena, ya que, su acabado se puede dañar.
  • En caso de alguna deformación, la reparación tiene un costo mayor.
  • Reduce el peso del vehículo.

Rines de fibra de carbono

  • Pesan menos pero al mismo tiempo son más resistentes que los de aluminio.
  • Refinan el confort en la conducción al amortiguar la vibración y mejorar el desempeño, haciendo al automóvil más predecible y controlable.
  • Su valor es más mucho mayor si se compara con unos de aluminio.
  • La reparación de una rueda de estas es, por mucho, más costosa, ya que además de utilizar la fibra de carbono como tal usan una resina especial y un sistema de revestimiento térmico que permite que alcance los niveles de rigidez y resistencia requeridos.

 

¿Qué opinas? Cuéntanos